Pollo con frijoles guisado

Te presento esta exquisita receta de pollo con frijoles guisados. Un guiso de esos que hacen historia, al menos hablando de sabor. No importa si necesitas una buena receta por que te estás planteando hacer una comida familiar o quieres una buena receta de pollo por que quieres pegarte un homenaje culinario.

Sea lo que sea, este guiso de pollo con frijoles lo debes de hacer y disfrutar como merece.

Por lo que enciende tu impresora, coge papel y boli o simplemente no salgas de esta receta mientras la haces. ¿Empezamos?

Guiso de pollo y frijoles picante

Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción1 h
Raciones: 4

Ingredientes

  • 1.25 kg Muslos de pollo y alitas

  • 2 cda Aceite de Oliva
  • 1 diente de ajo machacado

  • 2 chiles rojos, picados y picados.

  • 250 gr pimientos
  • 400 gr lata de tomates picados

  • 420 gr fríjoles en salsa de chile

  • 2 latas alubias, escurridas

  • 400 ml de caldo de pollo caliente

  • Cilantro pequeño, picado

  • 150 ml de crema agria y pan crujiente, para servir.

Elaboración paso a paso

  • Retire la piel del pollo y deséchelo. Caliente el aceite en una cacerola grande, dore el pollo por completo y luego retire con una cuchara ranurada. Inclina las cebollas, el ajo y los chiles, luego fríe durante 5 minutos hasta que empiecen a ablandarse y se vuelvan dorados.

  • Añadir los pimientos, los tomates, los frijoles y el caldo caliente. Vuelva a colocar el pollo en la parte superior, cúbralo a medias con la tapa de la olla y cocine durante 50 minutos, hasta que el pollo esté completamente cocido.

  • Revuelva a través del cilantro y sirva con crema agria y pan crujiente.

¿Por qué hacer esta receta de Pollo con frijoles guisado?

Está demostrado que los frijoles contienen muchos beneficios para nuestra salud y si encima los mezclas con una excelente receta de pollo.. ¿Qué más puedes pedir?

Además hay que destacar que esta receta tiene un exquisito sabor, de ese tipo de sabor que hace historia.

Una mezcla única de dos alimentos únicos: El pollo y los frijoles. Y es que al estar cocinados al buen guiso, convierte esta receta en una imprescindible en cualquier menú que tenga dos prioridades: Comer bien y respetar la salud.

Finalmente solo nos queda decirte que disfrutes esta receta y sobre todo…¡Muy buen provecho!

Deja un comentario